YPF aumenta los combustibles por encima de lo que se esperaba: la suba promedio será del 3,5% en todo el país

Es desde la 0 hora de este sábado, por una actualización de impuestos y una recomposición de márgenes de ganancia. En las próximas horas también tocarán sus precios las demás petroleras.

Los precios de los combustibles aumentan otra vez desde la hora 0 de este sábado. La suba será en promedio del 3,5% en todo el país, por encima de lo previsto inicialmente.

La causa del incremento es una actualización de los impuestos que pagan los combustibles, que impacta desde este viernes, más una mejora en los márgenes de ganancia de las petroleras.

YPF, la principal empresa del sector, confirmó el incremento. Sus competidores, Shell y Axion, se preparaban también para remarcar en las próximas horas. Puma también suele ir en esa dirección.

Desde mediados de agosto, cuando se autorizó el primer ajuste de esta gestión, los combustibles ya subieron más del 34% promedio.

El precio del combustible de nafta súper quedara en $ 71,90 en las estaciones de Buenos Aires en YPF. Esta petrolera suele tener los importes más bajos del mercado. Y los $ 72 refieren a la ciudad de Buenos Aires. Ya cruzando al conurbano, ese importe es superior, lo que implica una suba superior al 34% que estaban en agosto.

La nafta “premium” (Infinia) saltó de  $ 80,20 a $ 83,10. El gasoil diesel corrió de $ 64,60  a $ 66,90, y el gasoil “premium”, de $ 76,10 a $ 78,80.

Por el componente impositivo, se esperaba un encarecimiento del 1,4% en el caso del gasoil y 2% para las naftas. Pero las petroleras también quisieron recomponer márgenes atrasados por la inflación de diciembre, y por eso el aumento es superior.

«Este ajuste incluye el aumento del componente impositivo (ILC y IDC) del 7,7% que entró en vigencia a partir del 15 de enero», señaló YPF en un comunicado.

Como los combustibles ya subieron un 3% el martes de la semana pasada, si se le adicionan estos nuevos impuestos, terminarán con un ajuste acumulado cercano al 7% en menos de dos semanas.

Hubo otra actualización de impuestos hace un mes, el 15 de diciembre. Entre ambas y una recomposición por biocombustibles, los precios subieron más de un 13% en un mes.

En diciembre, el Gobierno decidió un aumento en los impuestos que pagan los combustibles. Se aplicó una suba del 5,4% desde el 15 de diciembre y ahora viene otra del 7,7% desde el 15 de enero. Esta sería la séptima suba desde agosto.

El incremento impositivo del 15 de diciembre se pasó a los surtidores, junto con una actualización de márgenes del negocio. En esa ocasión, el aumento fue de 4,5% promedio y 5,5% en la ciudad de Buenos Aires.

La suba de la semana pasada, según petroleras consultadas, solo responde el mayor precio que tienen que pagar las petroleras por los biocombustibles que utilizan.

El incremento impositivo no está cubierto, según aclararon la semana pasada. Por esa razón, frente a la actualización de esos tributos, viene este incremento, acompañado por “algo” de recomposición de margen.

Hasta ahora, cada vez que subieron los impuestos, las petroleras terminaron trasladándolo a los precios.

«Los precios ya están retrasados más del 11%», dicen las compañías para justificar que no hay margen para no realizar un aumento. Es más, también definen si habrá una recomposición adicional. De aplicarse esta suba, los importes de los combustibles habrán crecido un 10% entre mediados de diciembre y mediados de enero. Clarín adelantó este aumento en su edición del 6 de enero.

En octubre, se concretó el incremento en estos impuestos. El Poder Ejecutivo le pidió a YPF que no los trasladara de forma inmediata. Lo hizo a comienzos de mes. Pero, a mediados de mes, cuando el aumento se hizo efectivo, la petrolera estatal terminó aumentando. Lo mismo hicieron sus competidores.

Fuente: Clarín

Facebook Comments
Compartir
Total Page Visits: 69 - Today Page Visits: 1