Unicef dice que cerrar las escuelas debe ser el «último recurso»

El gobierno porteño anunció que volverán las clases presenciales el 17 de febrero y desde la Ciudad aseguran que el regreso a las aulas es una de las principales recomendaciones de UNICEF para morigerar el daño en los niños que produce el encierro. «Cerrar las escuelas debe ser una medida de último recurso que solo deberá tenerse en cuenta tras haber considerado todas las opciones disponibles», consideraron desde el organismo internacional.

Días atrás UNICEF publicó un estudio referido a la Argentina, pero basado en evidencia recogida en todos los países del mundo donde subrayan como «fundamental priorizar los esfuerzos para regresar a la educación presencial en las mejores condiciones posibles de seguridad en todas las escuelas».

Desde el organismo de las Naciones Unidas afirman que el cierre de las escuelas por la pandemia fue «devastador a nivel mundial, afectando los aprendizajes, la protección y el bienestar de niños, niñas y adolescentes. La evidencia muestra que son los chicos y chicas más vulnerables quienes sufren las peores consecuencias».

Sin embargo desde UNICEF también piden tomar en cuenta «el riesgo de transmisión a nivel local», al que consideran «un factor determinante en las decisiones relacionadas con el funcionamiento de las escuelas. «

Allí donde existan altos niveles de transmisión comunitaria, los sistemas de salud estén sobrecargados y el cierre de las escuelas sea inevitable, deberán establecerse medidas alternativas y fortalecer las condiciones para asegurar la continuidad de los aprendizajes y el seguimiento de la situación de los niños, niñas y adolescentes, con especial énfasis en el acompañamiento de aquellos que residen en contextos de mayor vulnerabilidad, aislamiento o que tengan necesidades particulares», sostiene Unicef.

En 2020 las clases se dictaron de forma virtual casi todo el año, pero no todos los alumnos pudieron acceder a los contenidos.

Según la Evaluación Nacional de Continuidad Pedagógica, un estudio realizado por Nación y UNICEF «menos de la mitad de los hogares en la Argentina cuenta con acceso fijo de buena calidad en la señal a Internet, 3 de cada 10 de hogares no tienen acceso fijo a Internet: 27% accede sólo por celular y 3% no tiene internet de ningún tipo. En hogares con Internet fija, la tercera parte tiene problemas en la señal. El 53% no cuenta con una computadora liberada para uso educativo». Además en Educación corroboraron que «el piso tecnológico de los hogares que asisten a escuelas privadas duplica a los que asisten a las públicas».

Desde UNICEF afirman que la información más reciente disponible a nivel mundial indica que «las escuelas no son el principal factor de transmisión en la comunidad. Mientras continúan surgiendo evidencias con respecto a los efectos de la educación presencial sobre el riesgo de infecciones por COVID-19, una revisión de la evidencia actual muestra que la educación presencial no parece ser el principal promotor de los incrementos de la infección, los estudiantes no parecen estar expuestos a mayores riesgos de infección en comparación con el hecho de no asistir a la escuela cuando se aplican medidas de mitigación, y el personal escolar tampoco parece estar expuesto a mayores riesgos relativos en comparación con la población general».

Fuente: La Política Online

Facebook Comments
749 Visitas
Compartir
Total Page Visits: 5 - Today Page Visits: 1