Una pergaminense lucha por su vida luego de sufrir un accidente en Paraguay

En las últimas horas los principales medios de nuestro país hicieron viral un video donde se está prendiendo fuego un vehículo en el medio de la ruta y se escucha el llanto de una pequeña de 10 años que solo pedía por su madre, quien se encontraba fallecida junto al padre de la menor en el interior del automóvil. Las víctimas, que fueron identificadas como Dionisio López y Silvia Vargas, murieron calcinadas.

El trágico siniestro que se registró el viernes 23 de enero se conoció recién en la tarde-noche del pasado jueves y se produjo en la localidad de San Patricio en el Departamento de Misiones (Paraguay).

La pergaminense María Celeste D’Amelio de 34 años, viajaba en un Toyota Auris de color gris, que sufrió la peor parte en el triple accidente (también se vieron involucrados un Toyota Ractis y un camión Scania).

La joven nacida y criada en Pergamino (trabajo muchos años en el Club Social y actualmente en la cocina del Hotel Howard Johnson) se encontraba de vacaciones en el vecino país visitando a su novio Jorge Vargas de 32 años, con el que estaba -al momento del impacto- en la parte trasera del automóvil incendiado, acompañados por la niña que aparece “pidiendo por su mamá” en el video que superó el millón de reproducciones.

En grave estado

LA OPINION se comunicó este sábado con su hermana Antonela Estefanía D’Amelio quien manifestó que su hermana se encuentra muy grave y que en las últimas horas se complicó seriamente su salud y está en terapia intensiva en el Hospital de Traumas de Asunción del Paraguay.

“Mi padre me dijo que los médicos le informaron que tiene fracturas expuestas en la pierna derecha, fractura de clavícula, pelvis y brazo izquierdo. Además de un golpe fuerte en el torax que le inflamó el pulmón derecho y tiene líquido. Como si esto fuera poco, se complicó la cabeza porque un nuevo estudio encontró un problema a resolver y es por eso que no puede abrir los ojos”, indicó la jovencita muy angustiada por la salud de su hermana.

“Mi papá Julio Orlando D’Amelio y mi mamá de crianza María Silvina Díaz, que actualmente residen en Termas de Rio Hondo, viajaron a Paraguay y se encuentran cerca de Celeste, tratando de ayudar en lo que se puedan”, manifestó y fijo: “Les pido a todos que recen por ella, no tengo dudas que tiene muchas ganas de vivir y de volver a abrazar a su hija Morena de 9 años”.

Ayuda económica

Debido a los gastos de traslado y estadía de los padres de Celeste y también a la inmediata operación en pierna derecha, su hermana pidió por este medio que las personas que quieran colaborar económicamente se comuniquen con ella llamando o enviado mensajes de texto al 02473453933 o bien en la caja de ahorro del Banco Provincia Nº 65445100780 (Antonela Estefanía D’Amelio): “Yo vivo en Colón, pero nací y me crié en Pergamino, es por eso que necesito la ayuda de todos para que mi hermana se pueda recuperar, es muy difícil estar con un familiar que pelea por su vida en Paraguay. Nosotros somos una familia de trabajo y es por eso que todo nos cuesta un montón. Desde ya les solicito colaboración en lo que puedan a las autoridades municipales, a la gente que la conoce y vamos a rezar para que pueda salir adelante de esta mala jugada que le puso por delante el destino”.

Fuente: La Opinión de Pergamino

https://cordoba.telefe.com/internacionales/video-quiero-a-mi-mama-el-desesperado-grito-de-una-nena-en-medio-de-un-accidente/
77 Visitas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco + diez =