¡Sorpresa! La vacunación muestra efectos colaterales positivos inesperados

Una evaluación de los primeros resultados de la vacunación masiva mostró una eficacia que superó las expectativas de la OMS.

En abril de 2020, la OMS anunció que permitiría la inoculación, siempre y cuando asegurara una tasa mínima de efectividad del 50 por ciento frente a por lo menos una de las siguientes circunstancias: la infección en sí, las formas graves de Covid-19 o la enfermedad sintomática.

Las farmacéuticas decidieron enfocarse en este último aspecto, considerando que en no sería posible medir si las vacunas prevenían la infección de coronavirus, ya que muchos casos es asintomática y el proceso implicaba una inversión monumental.

Tampoco podían evaluar el poder de las vacunas ante a las condiciones más graves, ya que el tiempo de observación era muy largo, por lo que la disponibilidad del fármaco tardaría varios meses.

Actualmente, aunque las vacunas todavía no llegaron a 130 países donde viven más de 2.500 millones de personas, los que sí recibieron arrojaron datos importantes y prometedores.

El efecto esperado era la reducción de los síntomas del coronavirus. Fórmulas como la de Moderna, Pfizer/BioNTech y AstraZeneca/Oxford, demostraron tener una buena efectividad en este sentido.

Pero los datos obtenidos en Israel, país donde la aplicación de la vacuna Pfizer/BioNTech está más avanzada que en el resto del mundo, revelaron efectos colaterales positivos que indican mejores resultados de los esperados.

Hubo una caída dramática en nuevos casos de infecciones, en número de hospitalizaciones y en cifra de muertes por Covid-19

Estos son, una caída dramática en nuevos casos de infecciones, en número de hospitalizaciones y en cifra de muertes por Covid-19.

Otro resultado que superó ampliamente las expectativas fue la evidencia de que las vacunas ayudan a combatir los síntomas leves que, aun así, pueden mandar a los pacientes al hospital.

“Los últimos análisis revelan que los individuos no vacunados tienen 44 veces más riesgo de desarrollar una infección sintomática y 28 veces más probabilidades de morir por la enfermedad”, informaron las autoridades del Ministerio de Salud israelí.

Además de Pfizer/BioNTech, las vacunas de Moderna y AstraZeneca/Oxford ya muestran efectos similares en lugares donde se aplican a gran escala.

La epidemióloga Denise Garrett, vicepresidenta del Instituto Sabin, una organización internacional sin fines de lucro que promueve la inmunización en todo el mundo: explicó: “Esto significa que las vacunas pueden tener un impacto en la transmisión viral y, cuantas más personas estén protegidas, más difícil será para el virus encontrar a alguien vulnerable”

Fuente: Grupo La Provincia

Facebook Comments
Compartir
Total Page Visits: 421 - Today Page Visits: 1