Sorprendente hallazgo de un fragmento de la Biblia, ¿qué podría cambiar?

Los fragmentos, escritos en griego, permitieron reconstruir pasajes de los libros de Zacarías y Nahum, que forman parte del libro de los doce profetas menores del Antiguo Testamento.

Israel dio a conocer fragmentos de un pergamino bíblico de 2.000 años de antigüedad descubierto al sur del país, en el desierto de Judea, y calificó el hallazgo como “histórico” y uno de los más importantes desde los Manuscritos del Mar Muerto.

“Por primera vez en unos 60 años, las excavaciones arqueológicas han descubierto fragmentos de un pergamino bíblico”, dijo la Autoridad de Antigüedades de Israel (AAI) en un comunicado.

Los fragmentos, escritos en griego, permitieron reconstruir pasajes de los libros de Zacarías y Nahum, que forman parte del libro de los doce profetas menores de la Biblia.

Las incógnitas son muchas, ¿qué revelarán estos nuevos textos sobre los tiempos de Jesús de Nazaret? ¿Significarán un aporte para la vida en el presente? ¿O una guía para los tiempos venideros?

La comunidad religiosa aguarda la restauración y traducción de estos fragmentos que completarían dos de los 66 libros que conforman la Biblia entre el Antiguo y el Nuevo Testamento.

Los fragmentos, escritos en griego, permitieron reconstruir pasajes de los libros de Zacarías y Nahum

Los manuscritos fueron encontrados durante excavaciones en una cueva de un acantilado de la reserva natural de Nahal Hever, en el marco de una campaña de lucha contra el saqueo del patrimonio.

 Fragmentos del manuscrito hallado al sur de Israel en el desierto de Judea
Fragmentos del manuscrito hallado al sur de Israel en el desierto de Judea

La AAI proporcionó a los arqueólogos drones y equipos de montaña, incluidas cuerdas para descender en rapel, con el objetivo de llevar a cabo la operación, que se extendió a la parte del desierto de Judea situada en Cisjordania, un territorio ocupado por Israel desde 1967.

También se desenterraron objetos que remontan a la revuelta judía de Bar Kokhba contra los romanos (132-136 d.C.), así como un esqueleto de niño momificado de 6.000 años de antigüedad envuelto en tela y una cesta de 10.500 años, probablemente la más antigua del mundo, estimó la AAI.

Desde el descubrimiento de los Manuscritos del Mar Muerto hace más de 70 años en las cuevas de Qumrán, las cuevas rocosas del desierto de Judea se convirtieron en objetivo de saqueadores de antigüedades.

Estos 900 manuscritos se consideran uno de los descubrimientos arqueológicos más importantes de todos los tiempos porque incluyen textos religiosos en hebreo, arameo y griego, así como la versión más antigua conocida del Antiguo Testamento.

Fuente: Grupo La Provincia

Facebook Comments
Compartir
Total Page Visits: 274 - Today Page Visits: 3