Pueblada en Añatuya para pedir el fin de la cuarentena y de los controles policiales

Un importante número de vecinos, comerciantes y jóvenes, marchó en Añatuya (Santiago del Estero), para pedir el fin del aislamiento, que cesen los controles policiales y reclamar por la muerte de una joven, que falleció en un accidente de moto cuando era perseguida por un móvil policial. La joven iba junto a su novio en una moto fuera del horario permitido por una estricta cuarentena, que obliga a la gente a quedarse en sus casas a partir de las 13. Fue entonces en que empezó la persecución policial. Después se supo que el vehículo era robado.

Añatuya es una ciudad de 23.000 habitantes, situado a 190 kilómetros al sur de la capital santiagueña, en una zona agrícola ganadera. La gente que reclamó, cortó la ruta nacional 92 y luego generó disturbios en la comisaría del pueblo y en la municipalidad. “Pedimos que se termine el aislamiento, queremos trabajar y que se aclare lo de Clarita Bravo”, reclamaron.

Clarita es la joven de 19 años que falleció en un accidente de moto. Iba escapando de la Policía junto a otro joven, cuando chocaron contra un montículo de tierra. Voló por los aires y cayó al pavimento. Fue socorrida por los policías pero falleció en el hospital. La moto tenía pedido de secuestro desde el 20 de julio de 2017, porque era robada.

Añatuya fue aislada por el Comité de Emergencia desde hace 14 días por varios casos de coronavirus y para evitar un brote mayor. La marcha apunta a que se levante el aislamiento porque parece “un pueblo fantasma”, ya que a las 13 ya nadie puede circular, ni entrar ni salir. La actividad privada está paralizada y peligran fuentes de trabajo y el comercio en general.

La protesta en Añatuya. Capatura video @Republica_naOK

La protesta en Añatuya. Capatura video @Republica_naOK

La marcha fue autoconvocada y hubo fuertes cuestionamientos al intendente Héctor Ibáñez, a quien responsabilizan por el manejo del Comité de Emergencia y las restricciones de la policía. Sumaron a estos reclamos, el pedido de esclarecimiento de la muerte de Clarita Bravo.

Aparentemente, Clarita y el otro joven circulaban en una moto por el centro de Añatuya fuera del horario permitido, en la moto que después se supo que era robada, cuando empezaron a ser perseguidos por el Escuadrón Táctico Motorizado de la Policía. La fiscal a cargo del caso, Andrea Darwich, ordenó la autopsia del cuerpo y la detención de un hombre de apellido Coria, que manejaba la moto. Lo acusan de homicidio culposo en accidente de tránsito.

Fuente: Clarín

430 Visitas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *