Los huesos 3D ya son una realidad y se pueden imprimir dentro del cuerpo humano

La nueva técnica se puede utilizar para reparación in situ de defectos óseos, como los debidos a traumatismos, cáncer o donde se extirpa una gran parte de tejido.

Investigadores de la Universidad de Nueva Gales del Sur (UNSW) en Sídney, Australia, utilizaron una técnica de bioimpresión cerámica multidireccional 3D con tinta biológica para crear huesos a partir de células vivas, dentro del cuerpo humano.

Hasta el momento se había logrado crear tejido óseo artificial fuera del organismo, pero la ciencia y la tecnología combinada con la inteligencia humana, se las ingeniaron para dar un paso adelante.

MIRÁ TAMBIÉN Hace 60 años el ruso Yuri Gagarin se convertía en el primer hombre en volar al espacio

“Es realmente el primer ejemplo de integración de materiales cerámicos que emulan muchos aspectos del hueso nativo con células vivas”, dijo el profesor asociado Kristopher Kilian, miembro del equipo de investigación.

La comunidad médica celebra esta posibilidad de crear material óseo nuevo exactamente donde se necesita durante una operación quirúrgica, reemplazando secciones de hueso extraídas y alentando a los ya existentes a unirse al hueso artificial con éxito.

MIRÁ TAMBIÉN Barbijos cuatro capas del Conicet: Cómo actúan y cuánto cuestan

Se puede utilizar en aplicaciones clínicas donde existe una gran demanda de reparación in situ de defectos óseos, como los debidos a traumatismos, cáncer o donde se extirpa una gran parte de tejido.

“Durante la cirugía, si les extirpan un hueso por enfermedad o si les extirpan un tumor, entonces podemos hacer escaners de ese hueso y colocarlo en la impresora e imprimirlo directamente dentro de la cavidad de un paciente”, detalló el experto de la UNSW.

Se puede utilizar en aplicaciones clínicas donde existe una gran demanda de reparación in situ de defectos óseos

El método requiere una impresora portátil y liviana que se puede llevar al quirófano, a diferencia de sus antecesoras que no podían funcionar a temperatura ambiente y necesitaban productos químicos tóxicos para esterilizar el producto.

En tal sentido, el profesor aseguró que esta técnica “acelerará las cosas con respecto al tiempo de la cirugía y permitirá una gran reducción del dolor actual que sufren los pacientes y también, con suerte, salvará muchas vidas”.

El material es un gel de “tinta biológica” que contenía células óseas vivas del paciente en una solución de fosfato de calcio, que son minerales necesarios para la formación y el mantenimiento de los huesos.

Luego de imprimirse directamente en la cavidad ósea del paciente, el material se endurece a los pocos minutos de la exposición a los fluidos corporales y se convierte en nanocristales óseos entrelazados mecánicamente.

Fuente: Grupo La Provincia

Facebook Comments
Compartir
Total Page Visits: 355 - Today Page Visits: 1