La receta para los Pumas en su día D: no pasarse de rosca, mente fría y corazón caliente

Si nos ponemos a analizar fríamente lo realizado en el Mundial de Japón y previamente, creo que apenas unos pocos apostarían por los Pumas en este partido; la gran mayoría apostaría por una victoria de Inglaterra. Sin embargo, el equipo argentino tiene nivel y potencial de sobra como para, en un buen día, vencer a Inglaterra. Resulta extraño entonces que el solo pensar en una victoria del equipo argentino en esta etapa sea considerado un resultado sorpresivo, que para muchos sería catalogado como una hazaña.

Los Pumas, en su rica y extensa historia, suelen hacerse fuertes en este tipo de ocasiones. Para lograrlo, lo único que deben hacer es vaciarse en la cancha, no presionarse tanto por el resultado y salir del terreno de juego sin tener nada que reprocharse. Son conscientes de que tanto contra Francia como contra Tonga no desplegaron su máximo potencial. Por eso, si lograr en hacerlo durante cerca de 80 minutos frente a Inglaterra, se acercarán a una victoria.

Imagino que el equipo argentino está viviendo momentos de tensión, por lo que representa este partido en la competencia, por las críticas sufridas, porque sabe que no ha desplegado su mejor rugby y porque Inglaterra ha demostrado ser un equipo sólido. Pero la realidad es que todos los jugadores y el staff tienen una gran experiencia y deben hacer una abstracción de todo esto para poder rendir al máximo. Y, poniéndome en la piel de jugador, creo que no hay partidos más lindos para jugar que estos, los que tienen ese sabor especial por ser definitorios. ¿Qué más lindo que medirse con los mejores en un partido definitorio de un mundial? Muy pocos jugadores tienen este tipo de oportunidades durante su carrera, por lo que no deben dejarla pasar. Son ese tipo de partidos que, no importa cuál sea el resultado, serán siempre recordados…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

catorce + diez =