¿La cura para el cáncer? Diseñan células inteligentes que reducen los tumores y evitan la propagación

Científicos del Instituto Nacional del Cáncer (NCI) preparan un nuevo tratamiento que es lo último en medicina para combatir una de las enfermedades más temidas.

Un equipo de expertos del Centro de Investigación del Cáncer del Instituto Nacional del Cáncer (NCI) en Estados Unidos, creó un tratamiento basado en células inmunitarias modificadas genéticamente, que permite enviar señales anticancerígenas a los órganos donde el tumor podría diseminarse.

En un estudio de ratones, el tratamiento con las llamadas “células mieloides” redujo los tumores y evitó que el cáncer se propagara a otras partes del cuerpo.

MIRÁ TAMBIÉNCondenan a 13 años de prisión a un hombre por abusar sexualmente de sus dos nietas en Santa Fe

“Este es un enfoque novedoso para la inmunoterapia que parece prometedor como tratamiento potencial para el cáncer metastásico” adelantó Rosandra Kaplan, directora de la investigación.

En 2005, Kaplan descubrió que antes de formalizar su propagación, el cáncer envía señales a los sitios distantes a los que se extenderá para prepararlos, como si se tratara de hacer una reservación de hotel. A estos sitios se les denomina nichos premetastásicos.

MIRÁ TAMBIÉNAdvierten que a medida que avanzó la campaña de vacunación hubo cierto relajamiento

Por tal motivo, el nuevo trabajo se centró en explorar el comportamiento de las células inmunes en esos nichos. Para ello, los expertos usaron en un modelo de ratón un tipo de cáncer que crece en los músculos de los niños y que suele propagarse hacia los pulmones.

El experimento dio como resultado un nivel menor de cáncer metastásico en los pulmones de los ratones tratados

Luego de estudiar el comportamiento de las células mieloides, decidieron agregarles un gen adicional (convirtiéndolas en GEMys) que cambiara las señales que envían, para reclutar células inmunes que atacan al cáncer en el nicho metastásico.

El experimento dio como resultado un nivel menor de cáncer metastásico en los pulmones de los ratones tratados, y tumores más pequeños que les permitieron vivir más tiempo.

Este resultado proporcionó la base para un tratamiento capaz de evitar la propagación del cáncer, que se potencia al combinarse con otros comunes, como la quimioterapia, cirugía o terapia de transferencia de células T.

Tan solo administrar una dosis única de quimioterapia dos días antes de la infusión de células mieloides modificadas eliminó por completo todo rastro de cáncer durante más de 100 días.

Con tan buenos resultados, los investigadores empezaron a allanar el camino hacia las pruebas en humanos. Por eso crearon GEMys a partir de células humanas cultivadas en laboratorio, donde se observó la misma dinámica que en los ratones.

Queda por delante probar la seguridad del nuevo tratamiento contra la propagación del cáncer en humanos adultos a través de un ensayo clínico, para luego seguir con niños y adolescentes.

Fuente: Grupo La Provincia

Facebook Comments
Compartir
Total Page Visits: 224 - Today Page Visits: 1