Hija de Sarmiento, Natalia Donato resume con gran pluma las preguntas de algunos vecinos sobre las tasas

Si hay algo que caracteriza a muchos municipios en épocas de vacas flacas, son las tasas -muchas veces insólitas- que aplican para aumentar la recaudación y evitar ajustar el gasto. El intendente de Capitán Sarmiento y ex secretario de Energía, Javier Iguacel, este año dio la nota justamente por hacer todo lo contrario: eliminó casi 100 tasas y logró incrementar los recursos casi en un 50% en los últimos 11 meses. ¿Cuál fue la estrategia para mejorar la gestión y lograr que los vecinos comiencen a pagar los impuestos?

En el municipio bonerense, ubicado a 148 kilómetros de la Ciudad de Buenos Aires, explican que desde un comienzo, el plan fue hacer un sistema más simple (con menos trámites y menos tasas), más fácil (con mayores métodos de pago), más claro (cada tasa relacionada al servicio prestado) y más justo (las tasas ajustadas de acuerdo a la evolución salarial). Y a partir de enero comenzó a ponerlo en práctica junto a su equipo de Hacienda, liderado por Francisco Pigretti.

La gente no da más de pagar impuestos. Saqué muchas tasas con baja cobrabilidad y aumentamos la recaudación. Apuntamos a que nos paguen por los servicios reales que estamos prestando”, explicó Iguacel ante la consulta de Infobae. Frente a una cobrabilidad del 42% antes del cambio de sistema, ahora llega al 75 por ciento.Las motos dejarán de pagar patente a partir del año próximo; ya no se cobrará para emitir la guía de transporte de hacienda; y los ciudadanos de Capitán Sarmiento tampoco tendrán que pagar para que se le emita un libre deuda

Pigretti explicó a este medio que muchos vecinos no pagaban Alumbrado, Barrido y Limpieza, por ejemplo, porque el regador no pasaba; o en el campo no abonaban la tasa vial porque no se arreglaba el camino. O los haras se resistían a cumplir con la tasa que se les cobraba por box, tengan o no tengan caballos. A partir de la eliminación de muchas de estas cargas, que no tenían justificación alguna, sumado a la ampliación de los medios de pago, las contraprestaciones del Municipio, y la actualización de las tasas por el índice Ripte (que mide la variación salarial), los habitantes comenzaron a responder, remarcó el funcionario.

Con tan solo 32 tasas -de 130 que había hasta el año pasado-, el Municipio logró incrementar la recaudación propia casi 50% entre enero y noviembre, sin ajustes en ese período. De $ 11,5 millones que se recaudaron durante el primer mes del año, esa cifra se elevó a $ 17 millones el mes pasado. Según explicó el secretario de Hacienda, frente a una inflación en 2019 que cerró en 56%, el aumento de tasas en 2020 fue del 39%, y para el 2021 la suba de los impuestos será del 32%, con un IPC que superará ese valor.

¿Cuáles son algunas de las tasas suprimidas?

De las más injustas y gravosas, eliminamos el derecho de construcción, que lo tienen todos los municipios y que desincentivaba la realización de una obra porque antes de arrancar el vecino ya tenía que desembolsar entre 1 y 2% del valor de construcción”, sostuvo Iguacel. Ya tampoco se cobra el derecho por publicidad y propaganda, que debían pagar todos los comercios por solo poner una marquesina en la entrada del local. Ni tasa de habilitación si se trata de un negocio -comercio o industria- nuevo. En estos casos, además, los emprendimientos nuevos tienen tres meses de gracia antes de comenzar a pagar la tasa de seguridad e higiene, que será menor si se trata de un monotributista.

El dueño de un comercio tenía que llamar a un contador para que te calcule cuánto tenías que pagar de Seguridad e Higiene. Porque se pagaba en función de si tenías cartel, el metraje del cartel, el rubro, la superficie, si eras gastronómico, en función de las mesas que sacabas a la calle, etc. Era muy engorroso para el que tenía que pagar y eso generaba un desaliento. Ahora resolvimos todo en tres categorías”, explicó Pigretti, quien agregó que también se cobraba por dar de baja un comercio, tasa que fue igualmente eliminada.

Otra de las tasas que fueron dadas de baja fue la de de inspección de antenas de radio, que pagaban apenas dos firmas e implicaba unos $ 8.000 mensuales. “Ninguna de las tasas que eliminamos tenía una recaudación muy grande. Entre todas, implicaba el 50% de la recaudación teórica pero apenas el 10% de la real. Tenían una morosidad alta”, enfatizó el Intendente de Capitán Sarmiento.De las más injustas y gravosas, eliminamos el derecho de construcción, que lo tienen todos los municipios y que desincentivaba la realización de una obra porque antes de arrancar el vecino ya tenía que desembolsar entre 1 y 2% del valor de construcción (Javier Iguacel)

Por eso, la pérdida no fue tan importante. Sin embargo, la simplificación de todo el sistema impositivo local hizo que más vecinos se dispusieran a cumplir con sus obligaciones. Iguacel también destacó que el Hospital Municipal comenzó a cobrarle lo que correspondía a las obras sociales, lo que llevó la recaudación de $ 2 a $ 5 millones, y que se juntó la boleta del agua con el servicio de cloacas, lo que ayudó a la cobranza, porque si no se paga el agua, se corta el servicio. Además, se lanzó una moratoria en agosto pasado para intentar cobrar acreencias por $ 80 millones. Se anotaron 2.500 hogares, equivalentes al 60% de los que tenían deuda.

“Esta no es una acción individual. Achicamos el 10% de la planta política y contratada. Estábamos teniendo mucha estructura. Con una cobrabilidad del 42%, tendríamos que haber puesto más estructura para buscar esa recaudación. Lo que hicimos entonces fue achicar el Estado, cobrar menos impuestos y dar muchos servicios”, afirmó el secretario de Hacienda, y agregó: “Y la gente vio un cambio. Se renovaron los camiones de basura, se iluminó, se empezó a podar, hicimos casi 130 kilómetros de caminos rurales. La gente empezó a pagar no sólo porque redujimos impuestos, sino porque le empezamos a dar servicios”.

De cara a 2021, el Municipio prevé seguir reduciendo tasas. Las motos dejarán de pagar patente a partir del año próximo; ya no se cobrará para emitir la guía de transporte de hacienda; y los ciudadanos de Capitán Sarmiento tampoco tendrán que pagar para que se le emita un libre deuda, adelantó Iguacel. Además, estarán exentos de pagar la tasa de Seguridad e Higiene los productores de ganado vacuno y porcino que tengan hasta 50 cabezas; y los proveedores de la Municipalidad ya no deberán pagar derecho de inscripción.

Fuente: Infobae

Facebook Comments
Compartir
Total Page Visits: 120 - Today Page Visits: 2