Guzmán: «Reducir el déficit fiscal no es de derecha»

Visitó Catamarca y felicitó al gobernador Jalil por no endeudarse en dólares y tener «las cuentas en orden».

El ministro de Economía visitó este lunes la provincia de Catamarca y cerró la jornada con una exposición en la Universidad en la que reveló que felicitó al gobernador Raúl Jalil por no haberse endeudado en dólares durante el boom de endeudamiento de 2016 y cuidar el equilibrio fiscal.

En una ponencia titulada «Tranquilizar la economía» destacó la relevancia de la sostenibilidad fiscal y aclaró que reducir el déficit fiscal está erróneamente asociado a las posiciones de derecha, cuando el equilibrio fiscal es un requisito para tener un Estado solvente.

«Hay que entender que debemos construir una posición fiscal más robusta», dijo el ministro y agregó que financiar el déficit con emisión de pesos tarde o temprano se vuelca a la demanda de dólares y agrava la restricción externa histórica argentina.

«Hay una tendencia a asociar la bandera de reducción de los déficits fiscales con la derecha y eso está mal. La derecha, lo que pide es un estado chico, no es solamente que no haya déficit fiscal, un Estado que tiene poca presencia en la economía, una presencia menor a la que muchos consideramos que debe tener para cuestiones claves del desarrollo como la ciencia, la educación y la salud pública, la innovación, la infraestructura, la logística, la transición energética», aseguró.

Hablar de sostenibilidad fiscal no es un concepto de derecha. Un estado que vive emitiendo para resolver déficits es un estado débil. Y tuvimos un presidente que lo entendió muy bien: Néstor Kircher y Alberto Fernández era su jefe de gabinete

«Hablar de sostenibilidad fiscal no es un concepto de derecha, los que decimos que el Estado debe resolver cuestiones que el mercado por sí solo no resuelve para el desarrollo económico, consideramos que el Estado debe ser fuerte, es decir tener una moneda robusta y tener crédito. Un estado que vive emitiendo para resolver déficits es un estado débil. Y tuvimos un presidente que lo entendió muy bien: Néstor Kircher y Alberto Fernández era su jefe de gabinete. El único período de superávit fiscal fue entre el 2003 y el 2008», recordó Guzmán.

En este sentido, el ministro también aclaró que la reducción del déficit no se puede hacer de cualquier manera ni en cualquier momento, porque cuando se ajusta sobre una economía recesiva, la recesión se agrava y los ingresos fiscales también se resienten. En cambio, estableció que lo primero es la recuperación económica porque cuando la economía crece, los ingresos del Estado también y el déficit fiscal se reduce. «Necesitás que la economía crezca para que se estabilice. Si los ingresos fiscales no suben no hay estabilización posible», dijo en contraposición al ajuste de Dujovne en 2019.

El gobiernador Jalil y Guzmán antes de la ponencia del ministro en la UNCA, en la inauguración del Parque Solar El Peñón.

Sobre este punto, agregó: «El Estado, siempre que estemos en una recesión, tiene un rol para sacar a la economía de la recesión. El Estado tiene que jugar un rol contracíclico, la ciencia económica lo sabe desde la década del ‘30 y la evidencia lo avala».

Por eso, agregó, su prioridad es la recuperación del nivel de actividad económica «con creación de empleo y recuperación salarial» y la segunda prioridad bajar la inflación. «La inflación es un mal», aseguró, por sus efectos sobre el crédito, el poder adquisitivo y porque genera una economía bimonetaria que a la demanda de dólares para que la economía crezca le suma la demanda de dólares para ahorro, lo que genera un círculo vicioso.

Sobre este punto, destacó la necesidad de un esquema dual de política económica para atacar la permanente suba de precios. Por un lado, una política macroeconómica consistente con menor inflación y, por otro, la gestión del Estado para alinear las expectativas del sector privado dentro de las posibilidades de lo que la macroeconomía permita. Respecto del primer ítem, aclaró que «no se puede planchar el tipo de cambio» y que por eso la Ley de Presupuesto contempla una depreciación gradual; y, sobre el segundo, remarcó que «los sindicatos están confiando en nuestra pauta inflacionaria y nuestro compromiso para que el salario real suba» al tiempo que «estamos trabajando con las empresas» para que se logre la baja de la inflación.

Además, durante la jornada, Guzmán participó en el acto de inauguración del Parque Solar El Peñón, una obra desarrollada por la empresa provincial de energía EC Sapem, que invirtió 1,15 dólares provenientes de los recursos de la minería. Y también asistió a la inauguración de la Escuela Secundaria Rural N° 27 en El Peñón, junto a su par de Educación, Nicolás Trotta.  

Copyright La Politica Online SA 2021.

Facebook Comments
Compartir
Total Page Visits: 665 - Today Page Visits: 3