El hospital de día que logró reducir la internación y la mortalidad por Covid

Funciona en San Antonio de Areco; rastrean a los positivos que, por ciertos factores, podrían sufrir complicaciones y los convocan para monitoreo y tratamiento ambulatorio

A 180 kilómetros de la ciudad de La Plata, donde la disponibilidad de camas es crítica por la demanda que disparó la segunda ola de Covid-19, un equipo del hospital de San Antonio de Areco redujo la cantidad de pacientes con neumonía por el nuevo coronavirus que necesitan internación, con la mitad de la letalidad y la mortalidad promedio de los partidos vecinos y la provincia de Buenos Aires.

¿Cómo lo hacen? Con una búsqueda agresiva de casos y contactos –sintomáticos y asintomáticos– en ese partido del norte bonaerense, un equipo de 15 profesionales del hospital de día para Covid-19 del Hospital Municipal Emilio Zerboni identifica rápido a los pacientes que se podrían complicar por la edad, otras enfermedades (diabetes, cardiopatías, obesidad, entre otras) y la persistencia de los síntomas más de cuatro días.

Con un tratamiento precoz y ambulatorio, que combina opciones terapéuticas disponibles por vía endovenosa u oral, logran reducir las chances de que los pacientes con neumonía Covid-19 moderada, que tienen indicación de internación, necesiten cuidados más complejos. Ayer, por ejemplo, de 27 pacientes atendidos en el hospital de día, solo dos pasaron a internación por un descenso peligroso del nivel de oxígeno en sangre.

El hospital de día del Zerboni funciona desde octubre del año pasado. Desde noviembre, cuando la cantidad de camillas empezó a crecer hasta llegar a las ocho que hay actualmente, pasaron 452 pacientes de riesgo, de los que 242 fueron casos moderados con neumonía bilateral, de los que solo 30 finalmente necesitaron internación general o de cuidados intensivos, aunque ninguno requirió asistencia respiratoria invasiva.

Todos los casos moderados recibieron un tratamiento por vía endovenosa en el hospital de día que combina, según detalló el equipo, plasma o suero equino con inmunomoduladores y anticoagulantes. Los otros 210 pacientes, con neumonía leve, recibieron un tratamiento oral, que incluye el uso de vitaminas.

“En todos los casos, se trató de neumonías Covid-19. Al tratarlos agresivamente y más precozmente, evitamos que se internen, y de los que quedan internados ninguno necesitó asistencia respiratoria mecánica invasiva”, dijo Favio Crudo, subsecretario de Salud de San Antonio de Areco y miembro del equipo.

Con 19 fallecidos, la letalidad (proporción de fallecidos entre los casos detectados) asociada con Covid-19 es de 0,9% en San Antonio de Areco, comparado con el 2,6% de los municipios vecinos que integran la Región Sanitaria IV y el 2,7% de la provincia de Buenos Aires. En el país, la letalidad es del 2,3%. La mortalidad por Covid-19 es de 7,5 por cada 10.000 habitantes, a diferencia de 15,3 en la región y de 16,8 en la provincia. En la Argentina, está ubicada en 12,8/10.000 habitantes.

“El año pasado, con la apertura del hospital de día, el área Covid de terapia intensiva nunca se llenó en el hospital y, hasta ahora, tampoco… por suerte”, agregó Crudo en diálogo con LA NACION.

Afirmó, a la vez, que la estrategia se podría replicar en cualquier área urbana en forma de “nodos” (San Antonio de Areco tiene unos 25.000 habitantes) distribuidos estratégicamente por una determinada cantidad de población.

El hospital de día está atendiendo, actualmente, poco más de 50 casos.

“Con una app, rescatamos a todos los pacientes positivos para Covid-19 que se podrían complicar. Un equipo médico se dedica a detectar a todos los que tienen factores de riesgo y que, por alguna razón, sus síntomas persisten más de cuatro días, sin importar la edad. Se los llama y los citamos para evaluar en el hospital de día, ya sea ese mismo día o al día siguiente”, detalló Crudo.

Evaluación

Esa primera evaluación, que dura una hora y media, incluye el estudio de la inflamación pulmonar por tomografía y el monitoreo de la saturación de oxígeno en sangre. Se repasan sus factores de riesgo y comorbilidades. Las siguientes consultas, para administrar el tratamiento que acuerdan los profesionales, demandan entre media hora y 40 minutos. Todo el equipo revisa las imágenes de las tomografías y los resultados de cualquier otro estudio complementario que se indique a través de un grupo de WhatsApp para decidir los pasos a seguir.

El Zerboni es el único hospital con internación en San Antonio de Areco. Tiene 56 camas, entre internación general y cuidados intensivos pediátricos y de adultos; 20 están destinadas a Covid-19 y ayer había 13 ocupadas. En la unidad de terapia intensiva (UTI), el área de aislamiento tiene cuatro camas, con posibilidad de ampliar a seis. Ayer había tres ocupadas, en todos los casos sin asistencia respiratoria invasiva. Otras tres camas son para pacientes no Covid, que pueden ampliarse a cuatro si es necesario. Por la segunda ola, se está habilitando otro sector de internación, fuera del hospital, con 12 camas que se destinarán a los pacientes con otras patologías para reservar exclusivamente el hospital para casos de Covid-19, que tienen un requerimiento de oxígeno más intensivo.

El traslado de la casa al hospital se hace sin romper el aislamiento. La mayoría de los pacientes van por su cuenta o acompañados por un familiar que también tiene Covid-19 o el hospital de día los manda a buscar con una unidad móvil cuando hay alguna imposibilidad de moverse sin asistencia. Hasta ahora, de acuerdo con la vigilancia epidemiológica local, esto no generó situaciones de riesgo de contagio a terceros.

“En San Antonio de Areco funciona un sistema de consulta telefónica por una línea que la población ya conoce bien (2326 500600) y el 95% de las consultas entran por ahí. Muy pocos van a la guardia del hospital –explicó Crudo–. Cuando un vecino se comunica y corresponde, se lo anota para hisopar a la mañana siguiente, entre 8 y 10, con técnicas habituales, ya por PCR individual o en pool (por grupos) o rápidas (antígenos), que vamos combinando de acuerdo con la situación epidemiológica. Los resultados de los tests rápidos los entregamos en el momento y, por PCR, a la tarde o la noche.”

Este modelo de atención precoz a través de un hospital de día es parte de una estrategia integral para atender la emergencia sanitaria por la pandemia que la Secretaría de Salud del municipio implementó con investigadores de la Universidad de Buenos Aires, la Asociación para el Desarrollo Sanitario Regional (Adesar) y la Fundación Mundo Sano. Incluye una red de rastreadores epidemiológicos para el seguimiento telefónico de pacientes y contactos estrechos.

Fabiola Czubaj

Fuente: La Nación

Facebook Comments
Compartir
Total Page Visits: 740 - Today Page Visits: 3