El achatamiento de la curva duró poco y el rebrote de coronavirus llegó en verano

El aumento de casos de COVID-19 en las últimas jornadas alertó a las autoridades, que recomiendan no bajar la guardia y mantener el distanciamiento social y el uso de tapabocas. Pese a que los casos crecieron, especialistas aún no hablan de “segunda ola”.

Los primeros días de diciembre, cuando el verano y las Fiestas se acercaban, llegó el rebrote de coronavirus a la Argentina luego de que el achatamiento de la curva de casos durara muy poco.

Cuando algunos pensaban en unas merecidas vacaciones luego de un año muy difícil, los casos volvieron a crecer y las alarmas comenzaron a sonar en Casa Rosada.

Hay un dato tan contundente como inquietante: los 11.650 casos confirmados este martes no se veían desde el 19 de noviembre, cuando aún teníamos resabios del invierno y lo que se creía que era lo más duro de la pandemia.

En el AMBA, la situación es aún más preocupante. En pocos días, se multiplicaron los casos. Ante esto, los médicos aseguraron que se trata de un “rebrote anunciado”.

Una de las posibles causas de esta alza en los casos es la “relajación” de cierta parte de la sociedad pese a los consejos de mantener los cuidados. Quizá la llegada de la Sputnik V generó un efecto contrario y los cuidados mermaron, sin atender lo que Europa nos “enseñaba”: no volver a cometer el mismo error.

Fuente: Diario 26

Facebook Comments
523 Visitas