De profesora a mamá: la historia de una vecina que adoptó a su alumna en San Andrés de Giles llegó a TN

La historia de Miriam Coronel y Nestor Marchese, dos vecinos de nuestra ciudad, llegó hasta el segmento especial de TN Somos Familia.

Miriam Coronel y Nestor Marchese se conocieron en el 2010, se casaron al año siguiente y comenzaron a vivir juntos en la zona rural de San Andrés de Giles. El amor que construyeron juntos los hizo soñar con ver niños corriendo por su campo.

En diálogo con TN, la docente contó que tiene un problema de fertilidad y que decidió que su cuerpo “no iba a traer hijos al mundo porque esa situación no era tolerable” para ella. “En mi familia tengo tíos que fueron adoptados y con Nestor fuimos hablando esa posibilidad. A él le costaba un poco más hacerse a la idea, pero juntos empezamos a investigar”

Por su parte, Nestor asegura que siempre tuvo como límite de edad para ser padre los 35 años, pero “pasaron también los 36 y los 37. A los 40, me puse bastante pesimista con respecto a la humanidad, hasta que encontré una persona maravillosa y empecé a soñar con tener mi propia familia”.

Fue así que después de mucho charlarlo decidieron convertirse en padres A fines de 2016 tomaron la decisión tras participar de una charla sobre familias por adopción. “Decidimos que no queríamos adoptar bebés porque ya éramos grandes, teníamos determinadas ocupaciones, una vida organizada de una manera y más que nada, habíamos acompañado la crianza de nuestros ahijados que tienen la edad de nuestros hijos y eso nos daba la pauta de que nos gustaba estar con chicos más grandes”, aseguran

Después de atravesar ideas y vueltas de la burocracia para adoptar, un buen día los llamaron del juzgado por dos varones de 7 y 8 años que estaban esperando una familia. Ambos recuerdan que tenían un acuerdo pautado: iban a decir que si porque como explican “uno no elige a los hijos biológicos, tampoco a los que son por adopción”.

Así fue que conocieron a Ian y Lolo. Reconocen que fue difícil al principio. Era la tercera familia que sus niños conocían y se peleaban bastante. “Nosotros nunca habíamos tenido niños y ellos padres que les dijeran que eran su familia para siempre. A veces se enojaban y Ian nos decía ‘voy a pedir otra familia’ y yo le explicaba que también la amenazaba a mi mamá de chica con que iba a irme pero que esta familia era para siempre”.

Cuando todo parecía acomodarse y se iba fortaleciendo su “familia loca” como la llaman, conocieron a Camila. Era una alumna  muy tímida de Miriam en el Colegio Nacional. Cuando comenzó a faltar, la docente le preguntó a la preceptora y se enteró que vivía en el Hogar de nuestra ciudad.

Luego de una vinculación fallida con una familia que pretendía adoptarla y que por diversos motivos decidieron nohacerlo, la jueza decidió abrir una búsqueda de referentes afectivos. Ni bien se enteraron supieron que había que ayudarla. Incluso Ian fue quien les aclaró: “a los nenes mas grandes no los adopta nadie, si no la ayudamos nosotros se va a quedar en el hogar”. De a poco, comenzaron a vincularse con ella: “Cuando Cami se enteró que queríamos recibirla en casa los fines de semana y acompañarla, ella enseguida se quiso ir del hogar”.

De a poco empezó a sentir su casa como propia, y aunque dormía en un pasillo mientras terminaban de construir su habitación, pidieron al juzgado la autorización para que se quedara a dormir todos los días y en 2019 firmaron la guarda. Fue en ese momento que le jueza le preguntó si quería que la adopten y lo empezó a pensar.

En plena pandemia salió la sentencia y Camila tuvo que decir “si quiero”. En noviembre la sentencia quedó firme y llegó el nuevo documento de Camilia quien sumó a su nombre el apellido de Nestor. Ahora son felizmente una familia de cinco.

Miriam reflexiona sobre su historia y sostiene que una familia se puede formar con personas de cualquier edad. “Si bien, no está mal querer hacerlo con un bebé, habiendo chicos y adolescentes que tanto lo necesitan, habría que replanteárselo y entender que si uno tiene el deseo, la capacidad evaluada y la honestidad de aceptar al otro en todas sus facetas, también va a poder adoptar un chico grande”.

Fuente: Infociudadsag

Facebook Comments
Compartir
Total Page Visits: 1146 - Today Page Visits: 1