¡Cuidado! Jamás guardes estos alimentos en la heladera

Aunque hay alimentos que por lógica deberían ir lejos del frio, ya que así los encontramos en las góndolas del supermercado y estantes de la verdulería, por alguna extraña razón llegamos a casa y los guardamos en la heladera, ¿cuáles son?

Los argentinos en general tenemos la costumbre de comprar en el supermercado, almacén, carnicería y verdulería lo que vamos a consumir a corto plazo, calculando el tiempo en que los alimentos frescos podrían tardar en deteriorarse.

Es esta razón la que impulsa a conservar todo en la heladera, bajo la creencia de que se mantendrán en estado óptimo durante los días previstos.

MIRÁ TAMBIÉN Paso a paso: Cómo saber la ubicación de un contacto en Whatsapp sin que se entere

Sin embargo, estas decisiones son muchas veces infundadas y parten de una total ignorancia respecto a la verdadera durabilidad de los productos, ya que muchos de ellos, en contacto permanente con el frío pierden todas sus propiedades y se estropean antes de lo planeado.

Entre las frutas que deberían conservarse siempre a temperatura ambiente, en un lugar seco y fresco, para se aprovechen al máximo sus propiedades y nutrientes, se encuentran las manzanas, las peras, la palta, la banana, los cítricos como las naranjas, mandarinas, limones, limas y pomelos, los tomates, las frutas tropicales como los mangos, kiwis, melocotones o albaricoques, los melones y las sandías.

MIRÁ TAMBIÉN Rompió el silencio: La NASA explicó qué pasa en el Triángulo de las Bermudas

También hay hierbas y vegetales que son mucho más beneficiosos si los guardamos lejos del frio. La mejor manera de conservar el perejil por ejemplo, es dejarlo en un vaso con agua fuera de la heladera y consumirlo fresco cortando de a ramitas.

Las zanahorias, las cebollas, el pepino, el ajo y el morrón o pimiento, es mejor guardarlos también en lugares secos, frescos y en lo posible oscuros.

Algunas conservas como pepinos en salmuera, salsas picantes o salsa de tabasco, la mermelada y hasta el kétchup, estarán mejor reservados en alacenas, ya que poseen ingredientes altamente conservantes. Lo mismo ocurre con la miel y el aceite de oliva que tranquilamente podrían dejarse en un mueble.

Otros tres alimentos que mayormente son guardados en heladera como el pan, el chocolate para que no se derrita, y los huevos, deberían ir por fuera. El pan, no se pondrá mohoso rápidamente, siempre y cuando no esté guardado en bolsa de plástico.

Aunque muchos de estos alimentos por lógica deberían ir lejos del frio, ya que así los encontramos en las góndolas del supermercado y estantes de la verdulería, por alguna extraña razón llegamos a casa y los guardamos en la heladera.

Grupo La Provincia

Facebook Comments
Compartir
Total Page Visits: 1153 - Today Page Visits: 5