Boca – Banfield, por la Copa Diego Maradona

No habrá festejos en el Obelisco ni gente yéndose a tatuar ahora mismo la septuagésima estrella sobre el escudo de Boca. Será, acaso, un pequeño desahogo en medio de la frustración. Tras la durísima eliminación en semis de Copa frente a Santos, el Xeneize se juega la ropa en la noche del domingo en San Juan (desde las 22.10) contra una de las revelaciones del campeonato: el Banfield de Javier Sanguinetti (ex ayudante de Julio Falcioni en el Xeneize) que buscará conquistar el tercer título de su historia.

El sábado al mediodía, una San Juan encapotada, triste, gris, le brindó al plantel un recibimiento acorde al momento que atraviesa. En lo anímico (sobre todas las cosas), pero también en lo futbolístico. Es el equipo no estuvo a la altura de las circunstancias en Brasil y muchos futbolistas quedaron apuntados por el hincha por su bajo rendimiento y también por la falta de reacción frente a un rival limitado que no había hecho grandes méritos para llevarse la serie. El caso de Frank Fabra fue quizá el más evidente. El colombiano se desatendió de la jugada del tercer gol y al ratito se hizo echar tras un pisotón fuera de contexto sobre Marinho. Hasta el viernes por la anoche, Russo y su cuerpo técnico no tenían definido quién será el lateral izquierdo ante el Taladro. Según pudo averiguar Olé, Fabra quiere estar sí o sí para lavar su imagen y hasta se lo habría hecho saber a Miguel antes de emprender el viaje a San Juan.

No habrá festejos en el Obelisco ni gente yéndose a tatuar ahora mismo la septuagésima estrella sobre el escudo de Boca. Será, acaso, un pequeño desahogo en medio de la frustración. Tras la durísima eliminación en semis de Copa frente a Santos, el Xeneize se juega la ropa en la noche del domingo en San Juan (desde las 22.10) contra una de las revelaciones del campeonato: el Banfield de Javier Sanguinetti (ex ayudante de Julio Falcioni en el Xeneize) que buscará conquistar el tercer título de su historia.

El sábado al mediodía, una San Juan encapotada, triste, gris, le brindó al plantel un recibimiento acorde al momento que atraviesa. En lo anímico (sobre todas las cosas), pero también en lo futbolístico. Es el equipo no estuvo a la altura de las circunstancias en Brasil y muchos futbolistas quedaron apuntados por el hincha por su bajo rendimiento y también por la falta de reacción frente a un rival limitado que no había hecho grandes méritos para llevarse la serie. El caso de Frank Fabra fue quizá el más evidente. El colombiano se desatendió de la jugada del tercer gol y al ratito se hizo echar tras un pisotón fuera de contexto sobre Marinho. Hasta el viernes por la anoche, Russo y su cuerpo técnico no tenían definido quién será el lateral izquierdo ante el Taladro. Según pudo averiguar Olé, Fabra quiere estar sí o sí para lavar su imagen y hasta se lo habría hecho saber a Miguel antes de emprender el viaje a San Juan.Play VideoAsí llegaba Boca a San Juan

Si Fabra va de titular, quienes pagarían los platos rotos de Brasil serían SalvioJara, el Pulpo González y Soldano, quienes arrancarían en el banco. “El hincha de Boca está enojado, pero siempre ponemos el pecho”, soltó Cali Izquierdoz en la previa, uno que es fija atrás.

“El que no esté preparado para otra final de gran presión, que me lo diga ahora”, cuentan que les marcó la cancha el técnico a los jugadores en el vestuario mismo del Vila Belmiro, tras el lapidario 0-3 con el que Boca se despidió de la Copa. Y si bien ningún futbolista abrió la boca, Russo ya sabe a esta altura con quiénes sí y con quiénes no puede contar de cara a un partido de esta envergadura.

Para colmo, el de esta noche podría ser el último partido de Carlos Tevez en Boca. El capitán, que pidió permiso para arribar el domingo a San Juan por un problema familiar (viajará acompañado por el secretario general del club, Ricardo Rosica), había dicho en más de una oportunidad que la Libertadores del 2020 sería el último gran desafío de su carrera y luego tomaría una decisión con respecto a su futuro de acuerdo al resultado y a sus ganas. Tiene contrato hasta mitad de año y una cláusula para rescindir de manera unilateral al final de la temporada.

Boca no la tendrá fácil en San Juan. Banfield fue claramente el mejor equipo del certamen y, a diferencia del Xeneize, viene de golear con claridad a San Lorenzo 4-1, Fue además el conjunto que más puntos logró a lo largo del campeonato (en un torneo normal hubiese dado la vuelta) y en la Fase Campeonato. Sanguinetti, su DT, debutó este año y está a un paso de hacer historia. Era hincha de Lanús, se hizo de Banfield y ahora puede darle al Taladro su tercer laurel en Primera en 124 años. ¿Las otras dos? Ante Boca: la Copa de Honor MCBA de 1920 y el Apertura del 2009, con el Archu como asistente del Emperador. Con muchos chicos del club, los goles del pibe Galoppo y la experiencia y velocidad del colombiano Cuero (ojo, Fabra), Banfield hizo un campañón y también quiere festejar.

En el año que perdimos a Diego, la Copa Maradona se irá para La Boca o para Gallo y Arenales. Los dos la desean por igual. Por Dalma y Gianinna.

Fuente: Olé

Facebook Comments
572 Visitas
Compartir
Total Page Visits: 5 - Today Page Visits: 1