Asesinaron a joven de 20 años en Pergamino: investigan si fue un ajuste de cuentas por drogas

Un joven de 20 años fue asesinado de un disparo por dos individuos que circulaban en motos por las calles de la ciudad bonaerense de Pergamino, en la zona noroeste del territorio bonaerense, y por el caso hay un detenido, mientras que las sospechas apuntan a un «ajuste por drogas».

El detenido, de acuerdo con las sospechas, habría sido el autor material del asesinato, mientras que otro joven, que permanecía prófugo, era quien conducía la moto y es novio de la hermana de la víctima.

La víctima fue identificada como Claudio Alejandro Castaño, quien había salido de su trabajo y se dirigía a una reunión con amigos en su auto, un Volkswagen Gol Trend, cuando fue interceptado por dos individuos que circulaban en una moto.

Se produjo una discusión y quien se encontraba en la parte posterior de la moto efectuó un disparo con un arma de calibre 22, que dio en el tórax de Castaño, cerca de la axila.

Los agresores escaparon, mientras que el joven logró conducir algunos metros hasta que se desvaneció y luego murió.

La escena del terrible caso fue captada por una cámara de seguridad, en la que se puede ver el asesinato perpetrado por los dos delincuentes que llevaban casco.

Si bien la primera hipótesis que se manejaba era la de un robo protagonizado por «motochorros», con el correr de las horas comenzó a ganar fuerza la hipótesis de un ajuste por drogas, ya que se pudo saber, por allegados, que Castaño, quien no contaba con antecedentes delictivos, le debía por consumo personal unos siete mil pesos a los punteros.

En ese marco se llevó a cabo en las últimas horas la detención de Alberto Álvarez, un joven de 25 años que poseía varios antecedentes delictivos, en el momento en el que intentaba escapar hacia la vecina ciudad de San Nicolás.

Las sospechas apuntan a que Álvarez era quien ocupaba el asiento posterior de la moto y quien le disparo con un arma de calibre 22 a Castaño.

En tanto, las averiguaciones realizadas concluían que el conductor de la moto era un sujeto que mantenía una relación sentimental con una hermana de la víctima y que era intensamente buscado.

En el caso intervenía la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) número 7 del Departamento Judicial y la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) locales.

Fuente: Diario 26

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

doce − nueve =