Alberto no descartó una suba de naftas y dijo que es un problema que está hablando con YPF

Tras las palabras del presidente, Nielsen destacó el atraso significativo en el precio de los combustibles y recordó el congelamiento de Macri.

De la mano de la recomposición de los precios de petróleo a nivel internacional, la discusión sobre el atraso en los surtidores de combustibles vuelve a ponerse en el centro de la mesa energética argentina.

Luego de celebrar el acuerdo por la reestructuración de la deuda externa, el presidente de YPF, Guillermo Nielsen, subrayó que hay «un atraso significativo» en los valores de los combustibles.

«Necesitamos ante todo que siempre haya nafta. Hay algo peor que la nafta cara y es que no haya nafta. Por eso es un delicado equilibrio que está intentando hacer el gobierno y desde el sector privado estamos ayudando», dijo en declaraciones a Radio 10.

En ese sentido, destacó que se trata de «una frazada corta y muy difícil de optimizar» porque YPF se financia básicamente con el precio del surtidor y «si no podemos invertir terminamos importando petróleo y gas».

La problemática fue reconocida por el propio Alberto Fernández, que en una entrevista con C5N confirmó el congelamiento de tarifas de electricidad y gas hasta fin de año, pero no descartó una actualización de naftas.

«Tenemos algún problema con el tema de las naftas. Por ahora están congeladas, pero ahí tenemos un problema que estamos hablando con YPF», indicó.

Como explicó este medio, el congelamiento comenzó en agosto del año pasado como una estrategia electoral de Macri para mejorar su desempeño en las elecciones de octubre, pero a las pocas semanas fue autorizando tres alzas consecutivas que giraron alrededor del 5% cada una.

Aun así, cuando asumió Alberto Fernández el sector privado continuó reclamando nuevos aumentos dado que el precio del barril internacional estaba en franca expansión y llegó a rozar los 70 dólares a mediados de enero.

Ya con la irrupción del coronavirus y el desplome del crudo a nivel mundial, estas demandas quedaron postergadas, pero tras ocho meses de congelamiento y con un Brent que este miércoles superó el umbral del barril criollo, los pedidos de aumentos vuelven a estar a la orden del día. 

Fuente: La Política Online

460 Visitas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *