Aplicaciones, relojes y etiquetas QR ayudan a evitar la desaparición de personas con demencia

La primera vez, los agentes de seguridad del metro lo encontraron en las afueras de la estación de Atocha, en Madrid. Cuando llegó su esposa, después de más de dos horas buscándole, no la reconoció. En otra ocasión, se perdió por los pasillos de un hospital. Más recientemente, al ir a un banco. Ahora, tiene miedo de salir. “Si no es conmigo, ya no quiere ir a la calle”, cuenta su esposa Asunción (nombre ficticio) durante la sesión del grupo de apoyo de familiares con alzhéimer. Cada jueves, una docena de pacientes y sus familiares se reúnen en un salón de la Asociación de Familiares de Afectados de Alzheimer (AFA) de Alcobendas y San Sebastián de los Reyes para compartir su experiencia, dudas y problemas y recibir el soporte para lidiar con los efectos de esta enfermedad degenerativa, que afecta a 800.000 españoles. Entre las principales preocupaciones de los familiares está que el enfermo salgan de casa y no sepa volver.

Seguir leyendo

Los dispositivos prometen que los pacientes puedan conservar cierta independencia, pero despiertan el debate sobre el derecho de la privacidad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Next Post

La guerra de Ucrania dibuja una nueva frontera del hambre: el 40% de los que viven junto al frente no tienen la suficiente comida

Se llamaba Oleksandr. Procedía de un pueblo vecino y se convirtió en la correa de transmisión con los ocupantes rusos […]
Generated by Feedzy
error: Content is protected !!