Axel Kicillof fue silbado e insultado en un acto que se demoró, y tuvo que irse sin hablar

CSHoy24

El gobernador debía tomarles juramento a cadetes del Servicio Penitenciario Bonaerense; el malestar se originó por un retraso en el inicio del evento, que era al aire libre

LA PLATA.– El gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof, debió retirarse antes de tiempo y sin hablar de un acto en el estadio Único de La Plata en el que fue recibido con silbidos, insultos y abucheos.

El malestar de los asistentes se originó por la demora en el inicio del acto, en el que estaba previsto que el gobernador les tomara juramento a la bandera a los cadetes del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB). Del acto participó también Julio Alak, ministro de Justicia y Derechos Humanos de la provincia.

Los abucheos a Kicillof en el Estadio de La Plata

“Había mucha gente en los alrededores del estadio. Habían llegado horas antes del horario de la convocatoria y se habilitó el ingreso antes de lo previsto. El enojo de la gente tuvo que ver con la demora. Estaban desde muy temprano”, dijo un funcionario bonaerense.

LA NACION presenció los hechos. “Maleducado. Pedí Disculpas”, fueron los gritos más estruendosos luego de que el gobernador llegara al menos 40 minutos después de lo anunciado. Hubo una catarata de insultos desde las gradas, donde se habían ubicado los familiares de los cadetes. “Atorrante, hijo de p…”, fueron algunos de los gritos con los que fue recibido Kicillof.

A primera hora de la tarde, el Servicio Penitenciario Bonaerense dio a conocer un comunicado en el que pidió disculpas a los familiares que se congregaron en el Estadio Único -algunos desde las 7 de la mañana- por las deficiencias en la logística y en la organización del acto.

Fuentes de la Gobernación dijeron desconocer que los cadetes y los familiares habían sido citados varias horas antes del acto, que fue al aire libre, al que se había convocado a la prensa a las 11.30. Kicillof -que estuvo acompañado por el diputado nacional Daniel Gollán y el asesor Carlos Bianco– finalmente se tuvo que retirar antes de que terminara el acto dada la reprobación del público reunido para la jura de 1400 cadetes.

“Fue un momento difícil porque un día alegre para nosotros se empañó con la espera, con la demora. Si era un día no tan feo, tal vez no hubiera sido tan grave. Hacía mucho frío y la gente estaba desesperada por irse. Llegó a la hora que quiso”, dijo uno de los familiares a LA NACION.

“Llegamos a las siete de la mañana desde Sierra Chica, donde esta la cárcel, y a las 10.30 se suponía que iba a hablar el gobernador. Llegó pasadas las 12. La ropa de los cadetes es muy finita. Se congelaron”, dijo un familiar de uno de los nuevos agentes del Servicio Penitenciario, que pidió no dar su nombre por temor a represalias.

Los familiares de los cadetes de primer y segundo año se congregaron en las inmediaciones del estadio en calle 25 y 32 una vez concluido el acto para comentar su enojo. Siempre con reserva de nombre y apellido para no afectar la carrera de los nuevos agentes dijeron a la nación: “Fue una vergüenza”.

“Hicimos hasta 300 kilómetros para morirnos de frío y asistir a este acto donde se nos faltó el respeto”. Desde el gobierno provincial recordaron que la primera medida que adoptó Kicillof tras asumir en diciembre de 2019 fue regularizar las compras de alimentos y víveres en las cárceles para evitar una sublevación dentro de los 40 establecimientos carcelarios. Y que desde allí en más se dispuso de varias mejoras de salarios para los uniformados

“Estamos construyendo cárceles. Mejoramos los sueldos de los agentes. Y paso esto que nunca debió suceder: hacer esperar más de lo que corresponde a los familiares y los cadetes”, se lamentaban al caer la tarde en el gobierno

La explicación oficial

Fuentes de la gobernación destacaron que antes del acto, Kicillof había participado del Programa Escuelas Conectadas con el director general de Cultura y Educación, Alberto Sileoni. Y que en ese acto se produjo la demora por fallas técnicas en la comunicación con las escuelas que participaban de ese encuentro, que se realizó de manera virtual.

Un funcionario del gobierno bonaerense sostuvo, no obstante, que la razón por la que Kicillof decidió no hablar en el Estadio Unico fue que no quiso dilatar todavía más el acto.

El comunicado

El Servicio Penitenciario Bonaerense emitió su comunicado horas después de terminado el acto. Dijo que se había generado una “desagradable situación” y pidió “disculpas a las familias que se hicieron presentes” en el acto.

“Por inconvenientes organizativos la ceremonia se retrasó indebidamente, aún cuando la presencia de las autoridades estaba anunciada para las 11.30 y sumado a las condiciones climáticas desfavorables, todos los participantes vivieron un momento incómodo”, sostiene el documento, en el que el Servicio Penitenciario prometió abocarse “a mejorar las condiciones de realización de los eventos para evitar repetir los defectos organizativos”.

Desde la gobernación se informó: “El gobernador se suma a los pedidos de disculpas de la organización por la espera de cadetes y familiares”.

Por María José Lucesole para La Nación

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Next Post

Las conferencias de prensa de Cerutti de los jueves se alternarán a la mañana y a la tarde

Comenzarán a realizarse cada semana en el horario de las 9 o de las 17.15. En ese marco, la convocatoria […]
error: Content is protected !!