Mónica Ojeda, psicóloga: “Los adolescentes utilizan sus imágenes sexuales como moneda de cambio o como prueba de amor”

“¿Por qué esta magnífica ciencia aplicada, que ahorra trabajo y hace la vida más fácil, nos trae tan poca felicidad?”. La pregunta se la hacía Albert Einstein en febrero de 1931 a los estudiantes del Instituto Tecnológico de California. Entonces, internet aún era un sueño y el físico interpelaba a los alumnos por una de sus obsesiones: el bien humano como finalidad del progreso tecnológico. “La respuesta simple es: porque todavía no hemos aprendido a utilizarla con sensatez”, se contestó el científico.

Seguir leyendo

La premiada investigadora del ‘sexting’ destaca cómo a las chicas se las juzga socialmente de forma más dura por el mismo comportamiento que a los chicos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Next Post

El cordón sanitario a la ultraderecha se rompe en Francia

La líder de la extrema derecha francesa, Marine Le Pen, ha comenzado a desplegar ya la lista de exigencias de […]
error: Content is protected !!