Agradecer o culpar…, por Milagros Cuello Olmos

Argentina más que ningún otro país suele sufrir pandemias de ego, y en esas crisis contagiosas sale a relucir lo peor de cada uno y, sobre todo, la tendencia a culpar a los otros de todo lo que me afecta.

 Si algo sale bien, es mi logro y todo lo que se hizo bien, fue gracias a mí; pero si el resultado sale contrario, echaremos culpas y responsabilidades a propios y ajenos, dejando en relieve que yo no soy, son ellos y me deben el resarcimiento por el daño sufrido (real o simbólico). Nunca o casi nunca, se dice gracias, a los colaboradores, a los que aguantan, a los que se callan, a los que hablan, etc…

  En estos días varios ejemplos tenemos de estos comportamientos, durante la pandemia la necesidad de comunicaros nos hizo volcar a las redes mucho más de lo necesario y con esa actitud esta forma de actuar también fue recurrente. También fue recurrente el surgir de los odiadores que comentan y agreden sin medir las consecuencias, y cuando alguien les llama la atención alegan que la culpa de su comportamiento es del que sube el estado y se expone al comentario.

  Lejos de salir mejores como se pretendía, nuestras peores miserias salen a la luz y todo nos molesta, incluso cuando no nos afecta directamente. Cuanto más cuando algo nos estalla en la cara y todo lo que teníamos pensado que salga de una forma, se sale completamente de control.

 Pasa en todos los ámbitos, gente enojada que no asume su parte y quiere imponer su criterio y desparramar sus culpas, victimizándose en el camino por estar rodeado de gente que falla o traiciona. El síndrome de las victimas también es contagioso y suele estar emparejado del que no se reconoce como protagonista de sus actos, ni asume la consecuencia de los mismos.

  El gobierno dio esta semana el ejemplo más trágico y duro para la sociedad. No poder asumir lo que están haciendo, lo que hicieron y desparramar la culpa sobre los otros, incluso el pueblo que los traiciona y les llama la atención en las urnas. No piensan, ni miden las actuales y futuras consecuencias, de este actual circo mediático y de las publicaciones propias y/o a los audios o mensaje que se filtran.

  Por lo general el que se enoja y culpa, nunca agradece, pero si reclama la falta de gratitud que tienen hacia ellos aquellos que hicieron o hacen que sus planes se desmoronen. Estas personas también suelen creer que las cosas se hacen de x manera sin conocer, o desconociendo adrede, la forma en que la ley marca como hacer.

Un mal que se reproduce, contagia y que las redes y medios nos muestran a diario…

Milagros Cuello Olmos

2 thoughts on “Agradecer o culpar…, por Milagros Cuello Olmos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Next Post

Preocupación en Salta por la foto que se tomaron dos jóvenes: aseguran que salió reflejado un demonio

En el marco del feriado de la Virgen del Milagro, un hecho insólito y preocupante mantuvo en alerta a la sociedad salteña. Se trata de una foto que se tomaron dos jóvenes en la “Garganta del Diablo” de la localidad y en el […]